Incontinencia anal

 

Aunque existen numerosas definiciones y clasificaciones, en sentido amplio se entiende como incontinencia anal la falta de control de la evacuación ó excreción involuntaria de heces sólidas, líquidas o gases. 

Esta alteración conduce al ser humano que la sufre a una de las situaciones más alienantes. Se ha acompañado de depresión, pesimismo y pérdida de amor propio. Hay peligro de disfunción sexual a causa de la depresión al disminuir la libido, vergüenza por el mal olor y miedo a la incontinencia coital.

 

El manejo terapéutico de la incontinencia anal es uno de los problemas más complejos de la coloproctología, por los siguientes motivos:

  1. A pesar de tratarse de una enfermedad benigna, constituye un trastorno que afecta en grado máximo la calidad de vida del que la padece hasta aislarse individual y socialmente.
  2. La multiplicidad y variedad de factores implicados exigen un análisis meticuloso sin que, en ocasiones, llegue a saberse cuál es el componente fundamental del que depende.
  3. Difícilmente cualquier tipo de terapéutica que se utilice va a proporcionar la curación absoluta, por lo que, a diferencia de la mayor parte de procesos en los que nuestro objetivo es "curar", en esta patología somos conscientes que lo que pretendemos es "mejorar", proporcionar una mejor calidad de vida, aunque lógicamente nuestro esfuerzo debe ir dirigido a conseguir una completa normalidad. 
  4. Las causas son múltiples. No obstante, bajo el punto de vista de lesión esfinteriana, las más importantes son por trauma obstétrico y por intervenciones quirúrgicas, fundamentalmente de Fístula Anal.

 

En cuanto al tipo de afectación, tres aspectos son trascendentales:

  1. CALIDAD: Es decir, si la falta de control se refiere a gases, líquidos o heces sólidas.
  2. FRECUENCIA: Precisando si se trata de pérdidas diarias, semanales, mensuales o todavía más esporádicas.
  3. GRADO DE AFECTACION SOCIAL.

Basados en el grado y características de la Incontinencia, exploración y pruebas diagnósticas (fundamentalmente Ecografía y estudio Manométrico-Funcional), se decidirá el tratamiento recomendable.

 

DICHO TRATAMIENTO SE INSTAURARÁ, POR TANTO, DE MANERA INDIVIDUALIZADA.

Lo que es trascendental es que, con una correcta evaluación, y utilizando el procedimiento adecuado, se obtienen curaciones o mejorías ostensibles del 75-85 %.

ASÍ PUES, EN EL MOMENTO ACTUAL, NADIE DEBERÍA OCULTAR ESTE GRAVE PROBLEMA. DISPONEMOS DE MÚLTIPLES POSIBILIDADES PARA EVITARLO O REDUCIRLO DE MANERA OSTENSIBLE, CON MEJORA SIGNIFICATIVA DE LA CALIDAD DE VIDA.

LAS PRINCIPALES OPCIONES SON:

 

BIBLIOGRAFÍA

Cerdán J. “Incontinencia Anal”. En Tamames S y Martínez C: “Cirugía General y del Aparato Digestivo. Avances, controversias y actualizaciones”. Tomo IV. Intestino Delgado. Colon, Recto y Ano. Editorial Emisa. Madrid 1996. Pags. 215-239.

Navarro, C; Verdejo, C; Cerdán, J; y Ribera, JM.: Incontinencia fecal en el anciano. Características clínicas y funcionales. Rev Esp Geriatr Gerontol 1999; 34:327-330.

Cerdán J. Alternativas terapéuticas en la Incontinencia Anal. Rev Gastroenterol 1999;1:444-461.

Cerdán J., Cerdán C. y Jiménez F.: Anatomofisiología de la Continencia y la Defecación. Cir Esp 2005; 78 (Supl 3):2-7.

Cerdán J. y Jiménez F.: Esfínter artificial en la Incontinencia Anal. En “Disfunciones del suelo pélvico”. Ed. Glosa. Barcelona, 2005;5:5-8.

Ortega M, Jiménez F, Cerdán C., Vigara M y Cerdán J. Anal Incontinence in the elderly. Results of the surgical treatment with esphinteroplasty. European Geriatric Medicine (ISS 1878-7659) 2011;2:189.

Cerdán J., Vigara M, Cerdán C. y Ortega M. Incontinencia Anal en el anciano. Manejo terapéutico. En “Actualidades Terapéuticas. Sociedad Española de Geriatría y Gerontología. Ed. IMC, Madrid, 2013. Pags 33-62.

 

Más artículos en esta categoría: « Vídeos Fisura Anal »

Esta web utiliza cookies para su funcionamiento. Puede consultar nuestra Política de cookies.

Al continuar con la navegación entendemos que acepta su uso.